miércoles, 26 de noviembre de 2008

¡¡Niño no comas Donuts!!

Es bien sabido por todos que la bollería industrial es mala para la salud, pero, ¿hasta que punto?, buscando por ahí di con un artículo que habla sobre las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas, aceites vegetales que han sufrido una modificación en su estructura quimíca y con el que se fabrican infinidad de productos, básicamente por su bajo coste y porque resisten bastante bien el paso del tiempo, además de que por desconocimiento, muchas personas asociarán intuitivamente "grasa vegetal" como algo positivo para el organismo, craso error...

Entre las bondades de las "grasas trans" (su otra denominación), tenemos que aumentan el nivel de colesterol "malo" y disminuyen el "bueno", aumentando así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, retrasan la maduración del cerebro, aumentan la resistencia a la insulina causando diabetes y hay algunos que dicen que hasta son capaces de catalizar la aparicion de cáncer...

¿Y qué dice la legislación al respecto?, este año en el estado de California se ha prohibido el uso de este tipo de grasas en los restaurantes, no así en los productos envasados que pueden seguir haciendo uso de los mismos, aquí en España son completamente legales y sobre todo en la bollería industrial y restaurantes de comida rápida tan común entre niños y no tan niños... Una gracia vamos... Así que por ahora el único remedio que nos queda es el poder leer los ingredientes de los productos que compramos y evitar comer en los McDonalds...

1 comentario:

Germinal Valiente dijo...

Este problema tiene ya muchos años. Los políticos no se interesan en solucionarlo.

Mucho hay que tener vida saludable desde el Ministerio pero no se preocupan en que la comida deba venderse como es debido.